sábado, 16 de agosto de 2008

Tortura y exterminio, simplemente "justicia histórica"

En el país vecino al país de "al lado", es decir, Argentina, la persecución en contra de dirigentes Mapuche también alcanza niveles alarmantes en lo que a crueldad se refiere. Según informa el sitio http://www.diariohoy.net/, el dirigente Mapuche Victoriano Pino fue golpeado y quemado con cigarrillos en varias partes de su cuerpo (vientre y genitales) por sujetos que amenazaron con asesinarlo si continuaba "hablando". Sin duda es una noticia que a todos debería conmocionarnos.

Para conocer los detalles de la noticia, >>> haga click aquí <<<.
Si continuamos la lectura en dicha página, en la parte inferior encontramos el siguiente comentario de un tal "Martín":

"Tanto que defiende su pueblo originario, no veo ninguna autocritica de cuando ellos exterminaron el pueblo tehuelche verdadero pueblo originario de la Argentina, no los mapuches que son originarios de chile"

Como se ve, a "Martín" no le importa que un ser humano sea torturado, golpeado, insultado, humillado y amenazado. Sólo le importa que los Mapuche reconozcan un supuesto exterminio cometido en contra de los Tewelche.

Me quiero detener en este punto.

En el país de "al lado" (Chile), ya hemos escuchado al Sr. Villalobos argumentando con vehemencia que los araucanos exterminaron a los verdaderos Pewenche. Lo mismo ocurrió en Argentina en la década de 1930: una corriente nacionalista, basándose sólo en fuentes bibliográficas, impuso la idea de que los Mapuche exterminaron a los Tewelche y otros pueblos originarios de la Patagonia que actualmente es parte del territorio Argentino. Los restos arqueológicos encontrados hasta ahora contradicen dicho postulado, pues hacen referencia a un tipo de contacto fundamentalmente comercial y no bélico.

Surge entonces la pregunta, ¿Por qué tanto interés por parte de los historiadores chilenos y argentinos en hacernos creer que los Mapuche fuimos causantes del exterminio de otros pueblos?

La respuesta parece ser simple: "justicia histórica". ¡¡¡Feiye mai!!!. Lentamente tratan de inculcar en las sociedades chilena y argentina la idea de que el exterminio de la nación Mapuche responde a una necesidad de hacer justicia debido a que los Mapuche (supuestamente) somos culpables de exterminar a otras culturas. Para ello buscan todas las fuentes históricas que respalden sus postulados, eso sí, sin moverse de sus escritorios. Su rigurosidad queda en entredicho al no incluir la información proporcionada por los restos arqueológicos y las fuentes orales. Esto hubiese implicado que dichos investigadores tendrían que haber levantado su anüwe de los cómodos asientos (en los que ganan dinero tergiversando nuestra historia) para visitar los lugares en donde ocurrieron los acontecimientos. Rara vez lo han hecho (si es que lo han hecho alguna vez).

(¡¡¡¿¿Se imaginan a Villalobos diciéndoles a las hermanas Quintreman, en el Alto Bío Bío, que ellas no son Pewenche??!!!)

Entonces, no deberíamos sorprendernos cuando algún chileno "informado" diga: "no veo ninguna autocrítica de cuando ellos exterminaron el pueblo pehuenche" frente a algún hecho similar al que le ha ocurrido al hermano Victoriano Pino.

En conclusión, ¡¡¡el exterminio del Pueblo Mapuche es JUSTO!!!.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Videos de YouTube